Planeta De Huracanes: ¿La Tierra También Pasa Factura En El Plano Económico?

0
40

Los científicos de la NASA están desconcertados por las inusuales erupciones o llamaradas que se producen actualmente en el sol, las cuales traen como consecuencia bruscos cambios en la meteorología terrestre.

Son diluvios de iones solares que llegan cabalgando rayos, desde infrarrojos hasta ultravioleta provocando no sólo alteraciones en el clima sino en las ondas electromagnéticas. En Australia han informado que están afrontando distorsiones en las ondas largas para sus transmisiones.

Nada raro que todos los movimientos telúricos que el planeta ha venido sufriendo en esta segunda parte del año y cuyo máximo exponente ha sido el terremoto de México con el acompañamiento de luces en el cielo o que la virulencia con la que se están levantando los huracanes del Caribe, tengan que ver con las erupciones solares.

Las ondas de energía que bajan del sol vienen a chocar con las ondas dormidas de la geología terrestre, que se despiertan y liberan provocando desastres en los territorios y luces en el cielo.

Las placas tectónicas se mueven con la energía magnética que llega de nuestra estrella, es de esperar más movimientos sísmicos pronto. Cuando el sol se recalienta, la tierra tiembla. El calentamiento del globo que el hombre provoca con el abuso del carbono es poco comparado con el que produce el sol.

Un huracán se produce por el choque de dos masas de gas de gradiente opuesta, es decir la masa de vapor de agua, de gradiente positiva que se levanta desde la superficie de los mares por el calor del sol choca contra los vientos helados que vienen de los polos de gradiente negativa, originando la vorágine a 30 grados de latitud norte o sur del ecuador y entre el cielo y el mar la CONVECCION de partículas calientes que suben y partículas frías que bajan.

Es la misma convección que se crea en una olla con agua hirviendo. El juego es entre el cielo y el mar, entre masas de agua, porque si toca tierra, se apaga.

En economía este mismo Juego de CONVECCION se produce entre la OFERTA y la DEMANDA que enciende el círculo dialéctico del mercado. El calor de la oferta se eleva por los aires llevada por las corrientes de la publicidad y la demanda sale a su encuentro.

Pero si toca tierra, es decir sin no hay oferta, el juego termina. En el juego dialéctico entre la oferta y la demanda, se levantan mercados gigantescos que crecen hasta convertirse en huracanes que pueden ocasionar graves daños a las economías de los países.

Desde sus inicios, el Capitalismo intuyó la dialéctica que se produce entre dos gradientes opuestas como las aguas frías y calientes, o entre una diferencia de niveles como las aguas de arriba y las aguas de abajo para crear la energía financiera que pronto se alzará como un huracán. La oferta y la demanda eran las dos gradientes opuestas que necesitaba el capitalismo.

En el fondo él se retroalimenta con la explotación de las masas, de los pueblos subdesarrollados que tienen DEMANDA pero muy poca OFERTA, ya que son poco competitivos para producirla. Hasta el siglo pasado, sólo los Estados Unidos eran competitivos para llenar el mundo de OFERTA, tenían la tecnología de punta para producir enormes cantidades y venderlas caras, produciendo así el huracán del consumismo por toda América Latina.

Pero esto se acabó con la llegada del nuevo siglo. El capitalismo americano está pasando de huracán planetario a tormenta tropical. Hoy un gran número de países tiene la tecnología para producir y explotar a los consumidores del mundo. Es decir el capitalismo se ha democratizado, está en muchas manos.

Todos los países se están volviendo capitalistas, con China a la cabeza y ya nadie va a depender de los Estados Unidos. Son los mismos capitalistas americanos que en el siglo pasado extrapolaron su capitalismo hacia el país del Oriente en busca de mano de obra barata, disciplinada y explotada por el partido comunista de China. La IBM, FORD, CATERPILLAR se llevaron sus plantas al Asia.

Error histórico que hoy en vano, comiéndose las uñas, Donald Trump trata de enmendar con leyes para la repatriación de los puestos de trabajo que se fueron a China y México y con trabas a los tratados de libre comercio que tiene con este último y con Canadá. Todo será en vano por la dinámica misma del capitalismo.

El mundo se les está yendo de las manos a los americanos, pioneros del capitalismo, y no les queda otra alternativa que reinventarse.

El capitalismo del norte ha usado la DEMOCRACIA en el continente de la misma manera que los conquistadores españoles usaron la CRUZ para evangelizar y dominar a los pueblos aborígenes. Su capitalismo se ha difundido portentosamente por las amplias avenidas de la democracia latinoamericana que confluyen en la plaza mayor de los Derechos Humanos.

Los presidentes exitosos de América Latina han hecho este recorrido, montados sobre maquinarias generalmente populares, pero no pocas veces, abiertamente oligárquicas, pero siempre siguiendo los planos de la democracia. La buena vecindad con el coloso del norte ha hecho de Latinoamérica una zona de paz.

En estos días en los que científicos de la NASA se alarman por las erupciones solares que provocan grandes dosis de radiación y magnetismo al planeta, los gobernadores del Banco Mundial se asombran por la pérdida de radiación y magnetismo del Dólar en la economía mundial.

Del Dólar que es símbolo de la competitividad y que los Estados Unidos la están perdiendo en el plano económico, deberán acaso reencontrarla en el campo de la INFORMACIÓN en la que nuevas luces se están encendiendo en el país del norte y acaso se esté fraguando en SILICON VALLEI un nuevo tornado que envuelva a nuestro cambiante planeta ?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here