Los Platos Sabrosos Con Cebollas y Sin Lagrimas

0
104

Si no quiere llorar cada vez que pela una cebolla, hay afortunadamente varios trucos para luchar contra esas “lágrimas de cocodrilo”, por ejemplo: pelarlas colocándoles debajo de un chorrito de agua; poner las cebollas en la heladera o en el congelador durante algunos instantes antes de pelarlas.

Mantener dentro de la boca y sin tragar un poco de agua, pasar la cebolla, el cuchillo y las manos al interior de una bolsa de plástico lo suficientemente grande como para poder trabajar en su interior.

Es conveniente saber que, si se tienen que pelar varias clases de verduras, es preferible empezar por las cebollas y continuar con las zanahorias.

Porque la hoja del cuchillo queda impregnada del olor a cebolla, pero éste desaparece cuando se cortan zanahorias.

La cebolla puede formar parte de tantos platos distintos que sin duda es muy útil conocer todos los trucos que permiten su mejor aprovechamiento.

Entre otros, los que sirven para combatir su acritud y un sabor a menudo demasiado fuerte.

Para suavizar su sabor, que a veces resulta demasiado picante, dejarlas en remojo durante algunas horas en jugo de limón o en aceite de oliva.

Para quitarles su acritud y hacerlas más digestivas, principalmente si son cebollas grandes, dejarlas en remojo durante uno o dos minutos antes de agregarles al plato.

Pero, por encima de todo, secarlas antes, si lo que se desea es dorarlas.

Truquitos extra de cocina

Al picar la carne en su casa no olvide hacer pasar un trozo de pan duro por la máquina de picar, lo cual servirá para limpiarla y quitarle los trocitos de carne que puedan haber quedado en su interior.

En lugar de utilizar un pincel para ponerle aceite a la carne antes de cocinarla pruebe reemplazarlo por un ramillete de hierbas aromáticas.

La carne se descongelará mucho más rápidamente si la pasa por agua con vinagre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here