¿Cómo Preparar La Piel Para Disfrutar El Verano?

2
96

Por supuesto que un buen bronceador con protección es indispensable en su set de vacaciones.

Pero la piel necesita más para recuperarse del sol, el agua y el aire.  En esta entrega le enseñamos la forma de lograrlo.

El sol permite lucir un bronceado impactante, siempre y cuando se tomen los recaudos necesarios , apenas llega el verano y se va a exponer la piel a los rayos solares, hay que prepararla para mantenerla fresca y evitar las arrugas.

Uno de los pasos más importantes es la limpieza. Resulta imprescindible antes de ir a la playa o a la pileta y lo conveniente es hacerla con una leche desmaquillante es, en el caso de pieles grasas o mixtas y con una emulsión, si se tiene cutis seco.

Después, se aplica inmediatamente un tónico sin contenido de alcohol para evitar irritaciones o efectos secundarios al contacto con el sol.

La función de la limpieza es la de eliminar las células muertas que se acumulan en la piel.

Si estas células no se quitan, se puede producir una aceleración de melanina al exterior, lo que forma manchas muy desagradables y se conocen con el nombre de fotosíntesis.

Un segundo paso, también imprescindibles, es la hidratación, necesaria para que la piel no envejezca prematuramente ni forme pliegues que se marcaran cada vez más con el paso del tiempo.

Hay que tener en cuenta que, al tomar sol, el cutis se deshidrata en exceso y pierde más agua que de costumbre, así que es fundamental alimentarlo con una buena crema.

En el caso de las pieles extremadamente secas, tendrán que recurrir a complejos altamente hidratantes y nutritivos y seguir el tratamiento en forma intensiva, sobre todo durante los meses de verano.

Para las pieles grasas o mixtas, la hidratación también es importante. Este tipo de pieles pierden la misma cantidad de agua que las otras, aunque su textura indique lo contrario.

En tal caso, es necesario hidratarlas con geles o lociones especificas para este tipo de cutis.

Una vez cumplidos los pasos de rigor, se puede aplicar el bronceador elegido, cuya función será la de filtrar los rayos dañinos del sol y proteger la piel.

Por la noche o al regreso de la playa se tiene que repetir el mismo procedimiento de limpieza y humectación.

Las pieles más jóvenes pueden aplicar una crema hidratante muy liviana, pero las más grandes necesitan nutrir la piel, con una crema específica.

Actualmente existen preparados que contienen una molécula llamada lipo-hidroxi-acido, que representa el mayor avance en la lucha contra el envejecimiento cutáneo.

Además de cumplir una función de protección, esta crema permite activar el mecanismo de renovación celular dejando la piel más fina, mejor hidratada y obviamente, más resplandeciente.

Recién después de tres días se empieza a notar los resultados y a los treinta, la piel se muestra más resistente a soportar la agresión de los rayos solares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here