Consumir fresas diariamente es una buena idea para disminuir los niveles de colesterol en la sangre y la posibilidad de sufrir infartos al miocardio. Las fresas tienen un alto poder antioxidante natural que mantiene la salud de las células.

Responder