Los Largos Puentes De Acero y Los Nidos De Saliva

 

Hagamos un viaje imaginario hacia los mares del Extremo Oriente. Frente a Kobe las luces titilan en medio de la niebla. Son las luciérnagas de Japón. Cientos de ellas se enfilan en una línea interminable como un collar de perlas.

Se trata del puente colgante más largo del mundo el AKASHI-KAIKYO OHASHI, con un vano de casi dos kilómetros, es la obra de ingeniería más avanzada en la construcción de puentes colgantes. En esta zona el inmenso y redondo mar evoca la usina de donde procede toda evolución.

Allí está el PUENTE PERLA como la huella recién trazada. Sigamos hacia abajo, hacia zonas más remotas y antiguas hasta dar con los acantilados de Malasia y Filipinas donde algo centellea en medio de la niebla.

Puentes

Puentes De Acero / Nidos De Saliva

Son centenares de pájaros SALANGANA ( COLLOCALIA ESCULENTA ), que construyen sus nidos sobre la roca con un gel que producen con su saliva.

Son una especie de vencejo, llamados así porque sus patas que casi nunca las usan, se han ido atrofiando y sólo se valen de sus alas para cazar insectos al vuelo. Puentes de acero y nidos de saliva son dos instantáneas de un mismo personaje : la Evolución.Son dos huellas suyas dejadas en el tiempo.

El primero es la huella más fresca de la evolución de la inteligencia humana, y el segundo es un fósil vivo que se remonta al Cretáceo cuando se empezaron a diversificar las especies.

Ambos son la respuesta de adaptación al medio. Si Japón tuviera un territorio tan vasto como Australia, no requeriría de tantos puentes y no habría desarrollado su alta tecnología de construcciones sobre el mar. Si la Salangana tuviera en los acantilados ramas o barro para construir sus nidos, no tendría que recurrir a su saliva.

salangana

Darwin se refiere a esta pequeña ave, colocándola un paso más adelante frente al Vencejo, que solo usa su saliva para pegar los palitos en la construcción de sus nidos.

Puede haber algo tan dramático y tierno a la vez representado en este pajarito que da su propio cuerpo para conservar la especie? ( 1 ) Puentes y nidos, estructuras colgantes son un desafío de la Evolución al medio ambiente.

El puente AKASHI se suspende sobre dos cables de acero templado de veinticinco mil toneladas cada uno y debe soportar a miles de automóviles que circulan por sus carriles.

El nido de la SALANGANA se suspende por hilos de saliva condensada que pesan poquísimos gramos y debe soportar el peso de un par de pajaritos. Al cabo de un tiempo se borrarán las huellas, y desaparecerán de entre la niebla.

LA SALANGANA ya está en vías de extinción y termina sus días sobre los platos de los inescrupulosos gourmets que devoran sus nidos como una exótica exquisitez servida en los restaurantes caros de China y Filipinas.

Perla Puente

Una sopa hecha con nido de Salangana puede costar hasta US.$ 300 EL PUENTE PERLA, tal vez al cabo de una centuria será devorado por el mar y bajara al fondo de las aguas a mezclarse con las conchas marinas.

La Evolución no se detiene, y dejará nuevas huellas. Ya los ingenieros están hablando de puentes de plástico y vidrio.

El mar seguirá siendo la usina donde todo empezó., bañando islas y continentes sobre los que la realidad ha empezado a brillar en su espléndida cosmogonía como en los mares del Extremo Oriente.

Suscríbete a nuestro Feed y recibe cada nueva actualización.

Deja un comentario

Nuestros artículos
en tu eMail

Suscríbete a nuestro Feed y recibe cada actualización del blog.