Quemar Grasa Localizada: ¿Cómo Acabarla Por Completo?

Luego de alguna celebración la gran mayoría de las personas se pasan con los dulces y las comidas pesadas y luego quieren bajar de peso utilizando máquinas de ejercicio especiales que supuestamente hacen el “trabajo pesado” y en poco tiempo conseguir abdominales ideales y glúteos perfectos.

¿Pero es cierto que estos aparatos logran con éxito quemar grasa localizada? En la televisión periódicamente aparecen publicidades de televenta con artículos deportivos “salvadores”. Sin embargo los estudios profesionales dicen que es todo lo contrario.

Quemar Grasa Localizada

¿Cómo Quemar Grasa Localizada?

Quemar la grasa localizada no es tarea sencilla pero no es imposible ya que mediante ejercicios específicos es posible realizarlo con éxito. Claramente si trabajamos los músculos diariamente vamos a conseguir reducir la grasa alrededor de estos. Sin embargo, la realidad es que existen una serie de razones fisiológicas por lo cual la grasa localizada no se quita solo con ejercicios.

Es importante tener en cuenta que diferentes ejercicios relacionados con la quita de grasa localizada no queman las calorías suficientes, si no hacemos la quema de calorías necesarias no vamos a perder grasa en ningún sector del organismo.

Hay mayor probabilidad de quemar grasa saliendo a correr que haciendo flexiones de brazos o abdominales, porque la actividad cardiovascular es mucho mejor cuando se trata de quemar calorías.

Otra alternativa para quemar con éxito la grasa localizada es mediante un entrenamiento de pesas ya que trae muy buenos resultados. Es elemental mantener la masa muscular para obtener un organismo tonificado. Para finalizar, la nutrición es otro tema vital y que se debe tener muy en cuenta durante todo el proceso deportivo.

Quitar Grasa Vieja Localizada

Aunque se realice una correcta dieta balanceada y un estilo de vida “intachable”, siempre quedan algunos depósitos de grasa localizada que no se quiere retirar del organismo. Esto tiene relación con la “grasa vieja” que lleva almacenada durante mucho tiempo en forma de adipocitos.

Para estos casos especiales, en la actualidad hay tratamientos que utilizan “calor”, como por ejemplo el láser lipolítico, que rompe las células de grasa transformándolas en triglicéridos que se liberan hacia el torrente sanguíneo.

A diferencia de la liposucción, en donde las células de grasa son directamente succionadas, el lipolaser quita las células grasas del organismo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR