Saltar al contenido

Las Mejores Recetas De Compotas Explicadas Paso A Paso

Las compotas pueden prepararse con frutas frescas o desecadas, enteras o cortadas en mitades o en cuartos, que se cocinarán en un almíbar aromatizado (clavo de olor, vainilla, canela, corteza de limón o naranja, etc.)

Las frutas desecadas deberán ponerse en remojo en agua unas horas antes de cocinarlas en el almíbar para que estén blandas y no cocinarlas mucho tiempo.

Servirlas frías o calientes con el almíbar de cocción. Cuando se desee utilizar el agua de cocción de las compotas (especialmente las de frutas desecadas) se cocinarán las frutas en agua endulzada o no perfumada a gusto.

[amazon_link asins=’840818055X,1973231107,8467752769,8862933150,8408180622,8420649988,8490327513,8415193017′ template=’ProductCarousel’ store=’rdt04-21′ marketplace=’ES’ link_id=’7343f88e-1e3e-11e8-80a9-794bfe868071′]

Las compotas así preparadas podrán servirse con miel o melaza, a gusto. Las compotas combinan bien con diversas clases de cereales, tostados o en copos, cocidos en leche o agua, o bien con crema de leche o yogurt.

Compota de bananas

Pelar las bananas y retirarle los hilos. Cocinar unos 4 minutos en almíbar perfumado con clavo de olor. Servir fría.

Compota de damascos

Cortar los damascos por mitades y cocinarlos en almíbar. Romper los carozos y extraer las pepitas o almendras. Acomodar los damascos en una compotera, decorar cada fruta con media pepita y rociar con el jarabe de cocción.

Compota de frutas desecadas crudas

Lavar las frutas desecadas de su preferencia o varias juntas, ciruelas, higos, duraznos, damascos, peras, manzanas, pasas de uvas, etc.

Ponerlas en compotera cubiertas con agua caliente. Endulzar con miel o azúcar. Dejar remojar unas horas. Servir sola o acompañado platos de copos o cereales cocidos.

Compota de higos frescos

Elegir higos maduros y del mismo tamaño. Lavarlos y cortarles el cabito y la parte gruesa de la piel.

Sumergirlos unos minutos en almíbar hirviendo, perfumado con cáscara de limón. Acomodar los higos en compotera y rociar con el almíbar de cocción.

Compota de ruibarbo

Limpiar las pencas de ruibarbo y cortarlas en trozos de unos 6 centímetros. Acomodarlas en una cacerola y verter almíbar encima, sin cubrirlas. Cocinar en cacerola tapada a fuego suave, o al horno, sin remover.