¿Cómo Reducir La Mucosidad Con La Dieta?

0
149

En esta época de catarros y gripes una dieta adecuada te puede ayudar a reducir la intensidad de este molesto síntoma.

Sin duda, frutas y verduras frescas son los alimentos que más te convienen en invierno para protegerte de resfriados y gripes porque estimulan el sistema defensivo del cuerpo y además son antioxidantes. Pero si ya te has resfriado hay alimentos que son especialmente eficaces contra los síntomas propios de estas afecciones.

Cuidando la salud del cuerpo
jill111 / Pixabay

Dosis de vitamina C. A diferencia de lo que popularmente se cree, la vitamina C no evita que cojas un resfriado. Pero sí que te ayudará a que el catarro sea más leve.

Más betacaroteno. Los vegetales de color amarillo-anaranjado (zanahoria, calabaza, mango, etc.) o las verduras de hoja verde (espinacas, acelgas, brócoli, etc.) son ricos en esta sustancia conocida también como provitamina A.

Tiene efecto antioxidante y resulta imprescindible para mantener las mucosas sanas y regencia las que están inflamadas como consecuencia de los trastornos respiratorios. Ajo y cebolla. Convienen porque, además de antioxidantes, son antivirales y bactericidas.

Hidratarte bien es básico para favorecer la eliminación de la mucosidad. Beber como mínimo 8 vasos de agua al día.

Una buena práctica es tomar zumos caseros con propiedades anti-oxidantes como la naranja. También te irán muy bien las infusiones de plantas, como por ejemplo el tomillo, el saúco, la equinácea o el eucalipto.

Asimismo se ha demostrado que el caldo de ave (cebolla, patata, chirivía, nabo, zanahoria, apio, perejil y pollo) ayuda a superar mejor el catarro.

Reducir la mucosidad
stevepb / Pixabay
MENUS QUE ALIVIAN

Además de frutas y verduras, hay otros alimentos que te protegen de afecciones invernales:

Carnes blancas, pescado y marisco contienen zinc, mineral que ha demostrado su eficacia para atenuar los síntomas catarrales.

Frutos secos, cereales integrales, legumbres y chocolate negro también aportan zinc.

Las setas como las shiitake, y especias como la cúrcuma, el jengibre o la pimienta de Cayena también contribuyen a reforzar las defensas.

DÍA 1

  • Desayuno. Tazón de cereales integrales con bebida vegetal y un Kiwi.
  • Media mañana. Zumo de fresas y naranja. Un puñadito de nueces
  • Comida. Ensalada de escarola con bacalao y salsa romesco • Pollo asado con arroz integral y sofrito de cebolla y tomate • Piña natural Merienda. Yogur desnatado con miel
  • Cena. Sopa de ajo (con pan integral, pimentón dulce y sin huevo). Tortilla de champiñones y espinacas. Yogur desnatado.

DÍA 2

  • Desayuno. Café con leche desnatada • Medio sándwich integral con vegetales y queso fresco. Zumo de naranja casero.
  • Media mañana. Vaso de caldo de ave con limón. Tortita de arroz integral
  • Comida. Lentejas guisadas con cebolla, zanahoria y cúrcuma. Merluza con mejillones y verduras.Yogur desnatado con fresas Merienda. Infusión de eucalipto. Manzana asada.
  • Cena. Coliflor con patata, ajo y pimentón. Pavo con champiñones y perejil. Brocheta de kiwi y plátano.

DÍA 3

  • Desayuno. Infusión. Minibocadillo integral con tomate y jamón cocido. Kiwi.
  • Media mañana. Zumo de fresas y naranja • Un puñadito de almendras.
  • Comida. Ensalada verde con cebolleta, rabanitos y aguacate. Conejo con calabaza, puerro, cuscús y cúrcuma. Mandarinas.
  • Merienda. Yogur desnatado y una onza de chocolate negro.
  • Cena. Crema de zanahoria con cebolla, caldo de ave y picatostes. Sardinas asadas con escalibada. Yogur desnatado con kiwi.

DÍA 4

  • Desayuno. Café con leche desnatada. Tazón de muesli con bebida vegetal. Zumo de naranja casero.
  • Media mañana. Vaso de caldo de ave con limón. Un puñadito de nueces.
  • Comida. Crema de alubias blancas con verduras de temporada y jengibre. Bacalao fresco a la riojana (con salsa de tomate, ajo, cebolla y pimiento rojo). Yogur desnatado con trocitos de mango.
  • Merienda. Infusión de tomillo. Pera asada.
  • Cena. Alcachofas con salsa romesco. Tortilla de cebolla, calabacín y patata. Manzana asada a la canela.
Plato para cuidar la salud
anestiev / Pixabay

DÍA 5

  • Desayuno. Infusión. Medio sándwich integral con vegetales y jamón ibérico. Kiwi.
  • Media mañana. Batido de plátano con yogur desnatado.
  • Comida. Pasta fresca rellena de setas con sofrito de ajo, cebolla y tomate. Solomillo de cerdo asado con manzanas. Brocheta de piña, pera y fresas Merienda. Dos o tres mandarinas y unas nueces.
  • Cena. Sopa de pollo con fideos integrales, cebolla y perejil. Pescadilla al horno con pimientos de Padrón. Yogur desnatado con trocitos de kiwi.

DÍA 6

  • Desayuno. Café con leche desnatada. Pan integral con tomate, aceite de oliva y pechuga de pavo. Zumo de naranja.
  • Media mañana. Vaso de caldo de ave con limón. Tortita de arroz integral.
  • Comida. Ensalada de lechuga y escarola con cebolleta, aceitunas negras y habas frescas. Salmón con almejas y arroz integral. Batido de fresas y yogur desnatado.
  • Merienda. Infusión de saúco. Yogur desnatado.
  • Cena. Crema de calabaza. Huevo al plato con gambitas, acelgas y nuez moscada. Piña natural.

DÍA 7

  • Desayuno. Infusión. Tazón de cereales integrales con bebida vegetal. Kiwi.
  • Media mañana. Zumo de manzana y pera. Yogur desnatado.
  • Comida. Sopa de pollo con verduras. Albóndigas de pescado blanco con salsa de puerros y setas. Macedonia de frutas Merienda. Dos o tres mandarinas y unas almendras.
  • Cena. Menestra de verduras con ajo y cúrcuma. Muslitos de pollo con espárragos a la plancha. Yogur desnatado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here