Rosquitas Españolas: ¿Cómo Preparar Esta Masa Bomba?

Las rosquitas españolas son una variante de la conocía “Masa Bomba” que luego de horneadas, se cubren con un especial baño blanco, que es el que le confiere sabor.

Rosquitas Españolas

Rosquitas Españolas

Si bien en su elaboración se emplean más huevos, en comparación con masas similares de otras preparaciones, no son caras, rinden mucho y resultan con una considerable diferencia de las que se adquieren. Si se han preparado correctamente, bien seco el baño, pueden guardarse mucho tiempo en latas o frascos bien cerrados.

Ingredientes Para Las Rosquitas

  • 1/4 de litro de agua.
  • 100 gramos de manteca o grasa refinada o margarina de calidad.
  • 250 gramos de harina tamizada.
  • 6 huevos grandes o 7 de tamaño común.

Ingredientes Para El Baño

  • 300 gramos de azúcar de buena calidad, molida.
  • 60 gramos de agua.
  • Esencia de vainilla o granos de anís a gusto.

Poner en una cacerola chica el agua con la manteca o margarina o grasa, sobre fuego, hasta que la materia grasa se disuelva totalmente, hirviendo.

Agregar de golpe la harina y revolver rápidamente con espátula o cuchara, ambas de madera hasta que se forme una masa compacta que se despegue del recipiente. Este punto se logra luego de unos 10 a 12 minutos, manteniendo el recipiente sobre fuego suave para evitar que se pegue o queme. Retirar del calor y pasar la preparación a un tazón hasta entibiar.

Tener los huevos a temperatura ambiente y agregarlos uno por vez, batiendo siempre enérgicamente. Esto se puede realizar igualmente con batidora eléctrica. Cuando se hayan incorporado todos los huevos continuar batiendo hasta obtener una masa blanda, muy lisa y suave.

Colocarla en una manga impermeable de decorar con boquilla lisa de 1 centímetro de abertura. Enmantecar ligeramente placas de repostería y hacer sobre ellas las rosquitas, calculando que deben tener una abertura de unos 4 a 5 centímetros y distanciándolas ligeramente entre sí. Cocinarlas en horno más bien fuerte (unos 220 grados) hasta que estén doradas, verificando este punto sin retirar en ningún momento las placas del horno. Las rosquitas españolas deben resultar bien secas y crocantes, huecas en el interior. Dejarlas enfriar totalmente.

Baño

Poner el agua y el azúcar en una cacerola chica o un tazón que resista el fuego. Hervir 2 o 3 minutos retirar del calor, agregar la esencia de vainilla o las semillas de anís y sumergir en este almibar caliente las rosquillas de a 4 o 5 por vez, retirándolas con una espumadera de alambre, bien escurridas sobre la misma cacerola o tazón y apoyarlas sobre una rejilla. Dejarlas secar allí.

Al principio, el baño parece quedar transparente pero al enfriar y secar se torna opaco y blanco, con el aspecto característico de estas rosquitas españolas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR