Sabores Distintos Para El Pollo De Siempre

1
42

Unas presas doradas de pollo pueden servir de base una infinita variedad de exquisiteces, que no llevan tiempo y no exigen encender el horno. Aquí le proponemos dos opciones sustanciosas, especiadas y novedosas.

1. Pollo con almendras

En una sartén de bastante capacidad, dore las presas de pollo en un fondo de manteca y aceite. Salpimentar agregando ralladura de limón.

Cuando las presas hayan soltado su jugo, retírelas de la sartén y agregue almendras enteras tostadas, para dorarlas apenas.

Y por último, vuelva a ubicar el pollo, coloque un chorrito de vermut y tomates redondos, cortados en rodajas gruesas.

Corrija el sabor, y tape por unos minutos, hasta que los tomates pierdan rigidez y el pollo esté listo.

2. Pollo dorado con nuez moscada

La otra variante se hace dorando el pollo, con sal y nuez moscada. Trate de utilizar muy poca grasa para el dorado, para no sumar más calorías: el paso siguiente consiste en que, cuando el pollo está listo, se vierta sobre él medio vaso de vino blanco seco, un pote de crema de leche y algo más de sal.

Una vez que se redujo unos minutos el líquido, servir con un suave toque de pimentón dulce.

Las guarniciones para estos platos puede ser arroz blanco o integral, papas y arvejas salteadas, o verduras de hoja al vapor.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here