Pobre pibe a veces uno se cree Superman.

Responder