Si Se Golpeó En La Espalda, Primero Aplíquese Frio

 

Habitualmente se aconseja calor para tratar las lumbalgias o dolores de espalda que se producen ala altura de la cintura. Pero cuando la causa es un golpe, es mucho más conveniente aplicar frio, por lo menos durante las primeras 24 horas.

El calor, en cambio, puede agravar la inflamación. Un puñado de cubitos de hielo envueltos en un paño sobre la zona dolorida durante 15 minutos cada cuatro o seis, horas anestesia en forma efectiva el espasmo muscular y re- duce la hinchazón.

Otra manera muy práctica de aplicar el frío es poniendo a congelar agua en un vaso descartable de papel o plástico. Se cortan los cinco centímetros superiores del vaso, y a medida que el hielo se derrite en contacto con la piel friccionada se va recortando más.

Se cortan los cinco centímetros superiores del vaso, y a medida que el hielo se derrite en contacto con la piel friccionada se va recortando más. Cuando el dolor fuerte va cediendo, entonces si es eficaz el calor.

Puede ser por medio de duchas de agua caliente, compresas o almohaditas. Desde ya, es conveniente ir al médico para descartar lesiones que afectan huesos o articulaciones.

Suscríbete a nuestro Feed y recibe cada nueva actualización.

Deja un comentario

Nuestros artículos
en tu eMail

Suscríbete a nuestro Feed y recibe cada actualización del blog.