¿Te Han Dicho Que Los Carbohidratos Son Malos?

0
131

Seguramente lo habrás escuchado en algún momento. En primer lugar, debes saber que esto es una mentira muy común a la que no debemos prestarle mucha atención. Ya que los carbohidratos son parte fundamental de nuestra dieta, los carbohidratos no pueden faltar. Particularmente porque son los que nos proporcionan energía a nuestro cuerpo.

Carbohidratos
Einladung_zum_Essen / Pixabay

Tipos de carbohidratos

Es necesario saber que hay dos tipos de carbohidratos. Primeramente, existen los carbohidratos simples, los cuales son los que aportan calorías y energía al organismo. Por otro lado, encontramos los carbohidratos complejos ricos en vitaminas y fibras, que poseen un mayor número de beneficios, entre ellos un mayor número de nutrientes.

1. Carbohidratos simples

En cuanto a los carbohidratos simples, podemos decir que tiene una composición muy fácil de analizar, incluso por esto mismo es que son llamados simples. En consecuencia, no aportan gran número de azúcares que permitan al cuerpo mantener un nivel de acción prolongada. Limitando, la cantidad de azúcares, vitaminas y minerales que aportan al organismo.

Los carbohidratos simples los podemos encontrar más que todo en alimentos de consumo diario. Por ejemplo, pan, tortas, pasteles. Principalmente, todas las comidas que poseen harinas procesadas. En cuanto a las frutas, también se pueden clasificar dentro de este tipo de carbohidratos.

Así como también cualquier tipo de dulce, chocolates, productos envasados, entre otros. Por el hecho de tener una excesiva cantidad de químicos presentes en su elaboración y composición.

2. Carbohidratos complejos

En cuanto a los complejos, podemos encontrarlos por lo general en verduras, vegetales, legumbres y otros alimentos de origen natural. Los cuales no tienen reemplazo.

Comer Carbohidratos
Security / Pixabay

Se les llama carbohidratos complejos por el hecho de tener una composición química más difícil de entender. Además de tener muchos más nutrientes, los cuales son diferentes a los que poseen los carbohidratos simples.

Por lo tanto, tienen una estadía más duradera en nuestro organismo. Es esta la razón por la cual al consumir estos carbohidratos hay mayor cantidad de energía almacenada en nuestro cuerpo durante un considerable periodo de tiempo.

Finalmente, podemos concluir que los carbohidratos no son tan malos como parece. Dependiendo del uso que se les de estos alimentos pueden ser de mucha utilidad para personas con requerimientos nutricionales más específicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here