Tipos De Celulitis: ¿Cómo Combatirlas De Forma Efectiva?

 

Por ser una enfermedad multicausal que presenta formas clínicas diversas, los tipos de celulitis pueden clasificarse según su distribución en el cuerpo y según su consistencia ante la palpación.

Tipos De Celulitis

Los Tipos De Celulitis

La distribución de la celulitis permite dividir la enfermedad en dos tipos: generalizada y localizada.

La primera se presenta por lo general en mujeres con sobrepeso u obesas y es la más frecuente. La terapéutica de estos casos debe ser personalizada debido a que son los más complejos de tratar por la mezcla de las dos enfermedades.

El fibroedema se ubica desde las pantorrillas hasta los muslos otorgando aspecto de pierna de bota; en la pared superior de los muslos, la cadera y los glúteos, con su característica forma de pantalón de montar o en una combinación de ambas formas que presenta además atonía muscular, lordosis y pie plano.

La celulitis localizada provoca generalmente fenómenos dolorosos, ya que suele coexistir con artritis o patologías de un órgano profundo. Cada problema, por lo tanto, debe ser tratado separadamente y de manera apropiada.

  • Piernas: pantorrillas, rodillas, tobillos, muslos.
  • Brazos: caras internas.
  • Abdomen: suele acompañar a la adiposis.
  • Región lumbosacra: glúteos y cadera. Se acompaña por artrosis de columna y lumbalgias.
  • Rostro: facial, supraorbitraria, infraorbitraria. Doloroso, se acompaña a veces por sinusitis o infecciones dentarias. También puede producir zumbido de oídos, disminución de la percepción visual o neuralgias faciales.
  • Nuca: deformación dolorosa en la base del cráneo que origina cefaleas y va acompañada de artrosis cervical.

De acuerdo con la consistencia, la celulitis se divide en dura, flácida, edematosa o mixta.

  • Mujeres jóvenes de peso normal, deportistas o bailarinas por lo general, padecen de celulitis dura. Aunque sus tejidos son firmes y bien tonificados, su reconocimiento es dificultoso debido a la ausencia de edema. No obstante, la enfermedad se evidencia mediante el pellizcamiento de la piel o la aparición de la piel de naranja. La celulitis puede presentarse en una zona especifica que se torna rígida y otorga un aspecto de masa compacta.
  • La celulitis fláccida es característica en mujeres sedentarias y en aquellas que realizaron severos regímenes para adelgazar. Ya sea por evitar las actividades físicas o por haber bajado de peso bruscamente, los tejidos se aflojan y quedan blandos a causa del escaso tono muscular. Entonces se producen deformaciones que ante la menor presión se aplastan y hunden. La celulitis se extiende en grandes zonas y la piel de naranja se percibe de manera notoria. Va acompañada por edemas blandos con gran retención hídrica, varicosidades y várices. Este es el tipo de celulitis que entorpece los miembros inferiores y provoca debilidad, cansancio, mareos, alteración nerviosa e insomnio.
  • Aunque puede manifestarse en cualquier mujer, la celulitis edematosa es característica de las adolescentes y las jóvenes. Podría decirse que se trata de la celulitis púber, por lo que suele acarrear complicaciones físicas y psicológicas debido a su aparición temprana. Localizada en las piernas desde los tobillos hasta los muslos., presenta el típico poceado en toda su extensión y produce dolor y problemas en la movilización.
  • Muchas mujeres padecen celulitis mixta, es decir, celulitis dura en la parte externa del muslo y fláccida en la interna o dura en las piernas y fláccida en el abdomen, etcétera.

Suscríbete a nuestro Feed y recibe cada nueva actualización.

Deja un comentario

Nuestros artículos
en tu eMail

Suscríbete a nuestro Feed y recibe cada actualización del blog.