¿Por Qué Es Importante Recurrir A Un Tratamiento Psicológico?

Psicológico

En momentos de crisis nos vemos llevados a hacernos preguntas de tipo existencial. Si planteamos que la identidad es la parte de la personalidad que tiende a mantenerse mas estable, esta la entendemos como la experiencia a nivel psicológico que un individuo tiene de sí. Es el sentimiento de “ser” en el tiempo…pero no sin la exigencia a la vez de cambiar y seguir siendo quien soy…Es a partir de allí que otros nos reconocen y nos reconocemos siendo singulares y estableciendo la diferencia.

En un período de crisis lo que trasciende es que se trata de un momento de transición, por un lado se trata de un riesgo, algo de aquella continuidad es posible que se quiebre….el cambio pasa a primer plano, y desde allí el miedo. Pero a la vez se trata de una oportunidad, una chance para salir fortalecido. Es así, que el concepto de crisis no se lo debe adjudicar a un valor negativo, pero si es cierto que cada persona, de acuerdo a sus vivencias anteriores, su estructura psíquica, su fortaleza yoica, la posibilidad de haber atravesado otras crisis y haber salido fortalecido, como la red social que lo acompañe como apoyo incide en el modo de atravesamiento de la situación y el modo en que “yo” defino lo que es crítico para mí.

Cuando hay un quiebre en el sentimiento de ser, en esa continuidad, las respuestas que antes encontraba frente a las situaciones cotidianas, en ese momento crítico quedan obsoletas, y sin respuestas nos sentimos sin posibilidad de enfrentarlas. Cuantas veces pensamos “esta no soy yo”, “este no soy yo”

Este sentimiento implica una pérdida, producto de una crisis que supone un cambio. Estas pérdidas pueden estar asociadas a un ser amado, a un vínculo, un objeto o un ideal. Esto lleva al proceso de duelo…no sin “dolor” es que esto se tramita, pero si de esta forma se atraviesa.

A su vez como plantea Moffat, Alfredo en Terapia de Crisis:

Existen crisis evolutivas o vitales, y accidentales o traumáticas. Las primeras son esperables, previsibles y son vividas por todos los individuos. Entre ellas se encuentran: el nacimiento, el destete, crisis edípica, ingreso escolar, pubertad, exogamia (salida del núcleo familiar), edad media (alrededor de los 40 años en adelante), jubilación, decrepitud y muerte. Luego plantea las crisis accidentales o traumáticas, que son azarosas y no previsibles, las que no le ocurren a todas las personas como tampoco en la misma época de la vida.

Son situaciones traumáticas, esto implica una carga de estímulos muy intensos y sorpresivos que al yo le resulta difícil tramitar o a veces le es imposible. El individuo no puede elaborar bien sus pensamientos y esto tiene consecuencia en sus acciones surgiendo respuestas inadecuadas como actos impulsivos, inhibiciones, etc. Estas pueden ser la muerte de un ser querido, una enfermedad u operación, el casamiento, una mudanza, el divorcio, terminar un ciclo de estudios, un accidente, nacimiento de un hermano, etc.

Por lo tanto, ante un momento de crisis, se puede salir fortalecido o quebrantado de acuerdo a como moviliza la situación a esa persona, sus esquemas psíquicos anteriores, su disposición previa psicológica y también de acuerdo a la intensidad del estímulo externo que resulte muy exagerado como por ej. un accidente grave o la noticia de una enfermedad terminal.

freud

Entonces ¿Porqué concurrir a un psicólogo?. La psicología es una ciencia que se ocupa de estudiar la conducta humana. Pero esta no es sin el atravesamiento de la palabra, ya que la conducta “dice acerca del sujeto que habla con su accionar”. El psicólogo es el profesional universitario formado para intervenir por medio de su palabra y la escucha del paciente. Es únicamente desde allí que puede operar éticamente, desde el decir del que viene a consultar. Es desde su propia pregunta acerca de lo “qué me pasa” que se puede comenzar a trabajar.

El trabajo del psicólogo se lleva a cabo a través de entrevistas psicológicas que, según el caso, pueden ser individuales, de pareja y/o familiares. La forma de realizar las mismas depende en gran parte del modelo teórico que utilice el psicólogo o terapeuta.

A lo largo de las entrevistas y a través de preguntas el psicólogo guiará y orientará al paciente en la búsqueda de alternativas que le permitan afrontar de manera nueva y diferente aquella situación que se presenta como problemática.

El objetivo es lograr algunos cambios en la vida cotidiana que permitan disminuir la angustia y mejorar la calidad de vida. Estos cambios se alcanzan cuando la persona pueda cambiar lo que hace, lo que siente y lo que piensa acerca del problema, no sin tiempo. La persona que consulta debe darse no solo tiempo, sino a través del mismo, darse lugar, “su lugar”, que será un lugar en donde volcar todo aquello que le dificulte, le preocupe y angustie, será su espacio.

¿Porqué un Psicoanalista?. El psicoanalista es aquel que utiliza el método de cura psicoanalítico, que consiste en la investigación del inconsciente. Este consiste en la utilización de la asociación libre:
La regla básica en un psicoanálisis consiste en que el paciente diga todo lo que se le ocurre, todo lo que pase por su cabeza aunque le resulte sin importancia o desagradable, que pueda hablar de sus fantasías, de situaciones traumáticas, de sueños, hechos presentes, etc.

tratamiento psicologia

Este se utiliza para la curación de los trastornos psicológicos o emocionales que se manifiestan en forma de fobias, histerias, obsesiones, inhibiciones, depresión, angustia, etc. El psicoanalista por medio de la técnica, conduce al paciente a traer a la conciencia el material reprimido, lo olvidado que permanece inconsciente.

Estas situaciones olvidadas o hechos penosos del pasado, que permanecen en el inconsciente, siguen actuando en el presente de modo que la persona repite una conflictiva anterior no tramitada.

Cuando el analista crea conveniente realizará interpretaciones, cortes en su palabras, y devoluciones acerca de lo desconocido para el paciente pero dicho de otro modo, a través de lapsus, olvidos, chistes, sueños etc. Solo cuando el paciente este cerca de dicho texto inconsciente es cuando la comunicación se realizará.

En definitiva se realizará su inconsciente. De este modo y bajo la relación que se establece con el analista, a la que se denomina “transferencia”, es que aquella comunicación se establece y el paciente revive junto al analista situaciones pasadas, traumáticas dándole un nuevo curso en el presente.

“Cansado de no encontrar respuesta decidí cambiar mis preguntas”. (Graffiti Español)

Fuentes:

Fundamentos de Psicología, Allidiere Noemí, Ferrari Ricardo, Solá Luis, Berembaum Laura, Bonelli Alicia. 2da edición. 1997.

Terapia de Crisis, Moffat Alfredo, parte I.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR