¿Cómo Hacer Una Verdadera Carta De Reclamo?

Los argentinos hacemos de la queja un culto, pero el objetivo que persigue dicho mecanismo de protesta jamás se cumple porque las cosas no pasan de la via oral. Más de una vez, nos vemos obligados a reclamar por fallas en un producto que compramos o por la falta de suministro de algunos servicios públicos.

carta de reclamo

Carta De Reclamo

Es hora de que aprendamos o llevemos a la práctica aquello que a veces no nos atrevemos a hacer confeccionar una verdadera carta de reclamo porque a “las palabras se las lleva el viento“.

Hay algunas cosas que debemos tener en cuenta antes de decidirnos a hacer la carta por ejemplo:

  • Tener a mano las boletas de compra, recibos, facturas, etc, donde deben constar la fecha de emisión los importes abonados y las condiciones de la venta o el pago.
  • La carta se debe enviar a nombre del comercio o compañía. El destinatario personal será el director o gerente de la misma con aclaración del departamento o la sección a la que pertenece. De esta manera se evita que la carta corra de mano en mano hasta perderse.
  • Conviene que el texto sea simple y conciso, no abundar en detalles imprecisos o que no hacen al caso.
  • Es necesario que se presente siempre con copia, para que la misma sea firmada, sellada y datada por el que la recibe. De esta manera no podrán alegar no haberla recibido. Si se envía por correo debe ser certificada con aviso de retorno.
  • Ponga en la nota un plazo prudencial dentro del cual exija la respuesta. Agregue que pasado el mismo iniciará acciones legales.
  • Adjunte una copia de la documentación que obra en su poder haciendo mención en la carta del tipo de documentos que envía.
  • Ponga un numero de teléfono para que se comuniquen a la brevedad.

Recuerde que cualquier promesa que le hagan deberá quedar sentada por escrito. Si tiene alguna duda sobre el tema puede dirigirse a un organismo de defensa para el consumidor o un abogado de confianza.

También pueden asesorarse con los “responsables” que dieron origen al reclamo. De acuerdo con su precepción puede utilizar un modo formal o más coloquial para redactar el reclamo, pero no se detenga demasiado en esas cuestiones, para estos casos es importante el “que se dice” más allá de “cómo se lo dice”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR