Saltar al contenido

Variedades De Pastor Alemán Que Seguro No Conocías

Variedad De Pastor Alemán

Las siguientes variedades de pastor alemán, que en su día fueron básicas para la formación de la raza principal, actualmente ya no se producen como resultado de cruces normales.

Pastor alemán de pelo duro

Esta raza, extinguida, conserva una estructura y características semejantes a las del pastor alemán descrito en el standard, si bien hay entre ambos pequeñas divergencias no del todo determinadas.

El pelo de este perro debe ser tieso y áspero, con aspecto de alambre, debiendo estar bien adherido a la piel y ser muy tupido, a excepción de en la cabeza y parte delantera de los miembros anteriores y posteriores, donde será más corto.

Será más largo en cambio en el collar, en el tronco y en la parte posterior de los miembros. Debe tener la zona del hocico guarnecida de barba y las cejas deben ser más o menos desarrolladas. La cola debe carecer de flecos.

Pastor alemán de pelo largo duro 

Extinguida también esta raza, su estructura y características morfológicas son las mismas de la raza anterior salvo el largo del pelo, cuya longitud en éste es de entre 5 y 6 centímetros más que el otro.

El pelo, bien compactado, espeso, no está adherido al cuerpo ni es tan tieso como el del pastor alemán de pelo duro y, a pesar de su mayor longitud, el manto piloso no le protege de la intemperie con la misma eficacia que al otro.

El pelo, como en todos los pastores alemanes, es más corto en la parte anterior de los miembros y sobre los dedos. Su longitud es mayor detrás de las orejas y dentro de las mismas donde forma mechones. En la parte posterior del antebrazo, que va desde el codo hasta el metacarpo, forma unas franjas características.

Los calzones situados detrás de los muslos deben ser tupidos y largos. A su vez, el collar tendrá el pelo más fuerte y largo. La cola debe ser tupida, con franjas apenas esbozadas en su parte inferior.

Pastor alemán del sur de Alemania

El pastor del Sur de Alemania (Alte Deutsche Schäferhund) es una raza extinguida e inexistente desde el punto de vista oficial. Su aspecto recuerda al del pastor de Brie, con la cabeza algo parecida al beardded collie.

Este pastor del Sur de Alemania, junto con el pastor lanoso de Hannover, fue el que sirvió de punto de partida a Max von Stephanitz para crear el pastor alemán actual.

Este ejemplar del Sur de Alemania es el que posee el pelo más largo de todas las variedades. Se caracteriza su pelo por ser espeso, áspero, no sedoso, y formar una amplia ondulación y caer desde la línea dorsal a ambos lados del cuerpo. Tiene el hocico provisto de barba y, en mitad de su frente, se forma una especie de espiga desde la cual el pelo le cae sobre los ojos y a ambos lados de la cara.

Las orejas son de tamaño mediano, caídas, y el pelo que las recubre es largo y se incurva hacia el exterior. No tiene vello a excepción de sobre la región lumbar. En estos perros estaba admitido el collar blanco.

Morfológicamente difiere del pastor alemán e incluso respecto al pelaje sus diferencias son notables. Suelen ser más estrechos de pecho y tener el hocico más largo y delgado.

Pese a que el pastor alemán de hoy no tiene nada que ver con su antecesor de Alemania del Sur, sí ha heredado ciertamente sus aptitudes psíquicas. Todavía pueden verse perros de esta raza guiando rebaños de ovejas, pero su selección está limitada a la que hacen los propios pastores, quienes valoran con prioridad y casi exclusivamente sus cualidades.

Las estrictas normas de selección del pastor alemán acabaron tanto con el pastor del Sur de Alemania como con el pastor lanoso de Hannover, especialmente debido al hecho de que al primar por entero al pastor alemán ninguna sociedad canina se ocupó de las otras dos razas. Y, obviamente, el cuidarse de una raza es condición indispensable para que ésta llegue a alcanzar un buen nivel.

La posibilidad de recuperación de estos perros se hace difícil, sobre todo por carecer de standard propio. De poseerlo, de considerarlos como razas extinguidas tal como sucede actualmente, se podría pasar a definirlos como perros de razas en vías de recuperación.

Pastor alemán lanoso de Hannover

Lo mismo que el pastor del Sur de Alemania, el pastor lanoso de Hannover (Braunschweig) se considera oficialmente extinguido como raza.

De origen muy antiguo, posiblemente común al del pastor de Picardía, con el cual guarda un gran parecido tanto en lo que se refiere a calidad de pelo, talla y morfología.

También esta raza, junto con la del Sur de Alemania, sirvió de base en la creación del pastor alemán actual. La disparidad de criterios existentes a finales del pasado siglo respecto a estas dos razas de perros de pastor alemanes, contribuyó también decisivamente a que ambas razas desaparecieran oficialmente. Incluso algunos cinófilos mezclan las dos razas y las consideran como una sola.

Según Herta von Stephanitz, tanto en Hannover, al Norte de Alemania, como en Braunschweig puede encontrarse una variedad de estos perros, generalmente blancos, que reciben el nombre de Schäferpudel (pastor caniche). Normalmente estos ejemplares suelen tener la cola corta.

Cruces poco controlados han producido en ocasiones ejemplares morfológicamente parecidos al pastor alemán lanoso de Hannover, pero estos logros no significan que se esta una raza en recuperación.

Estos perros de Hannover, excelentes conductores de rebaños, cumplen su trabajo con tanta eficacia que aún en la actualidad hay pastores que los prefieren a ejemplares de otras razas seleccionadas. Y esta preferencia se justifica plenamente si tenemos en cuenta que estos perros son el fruto de una selección de carácter práctico a partir de las cualidades psíquicas de unas razas que durante siglos han trabajado acompanando a los rebaños.

Aunque el nombre de estos perros de pastor indica una procedencia geográfica determinada, en la realidad encontramos en todos ellos unos rasgos comunes bien definidos, tanto en perros del centro de Europa como entre los pastores de los Pirineos.

Además de las razas citadas, otras hoy desaparecidas contribuyeron también a la creación del pastor alemán actual.

De estas razas perdidas se carece de información fiable hasta el punto que no es posible afirmar taxativamente que el nombre de alguna de ellas no sea sinónimo de otra, pese a que todas recojan el nombre de una ciudad o región de
terminada. Estas razas hoy desaparecidas, cuyo interés es más histórico que cinófilo, son: pastor de Baviera, pastor de Hesse, pastor de Turingia y pastor de Württenberg.