Vino o Cerveza ¿Qué Ventajas Tiene Cada Bebida?

Ambas bebidas controladas no traen grandes complicaciones al cuerpo como tampoco a la salud en general, sin embargo hay diferencias relevantes entre la cebada y la uva que sólo el mundo científico puede dar una explicación detallada al respecto.

Un grupo limitado de bebidas (por ejemplo el café) pueden lograr una amplia división en el mundo como la cerveza y el vino.

Más allá de ofrecer sabores bien diferenciados, las 2 bebidas puede traer consecuencias en el organismo  de formas diferentes.

 
Cerveza o vino

stevepb / Pixabay

¿El vino engorda más que la cerveza? ¿ O es al contrario? ¿Cuál es más saludable?

Es importante mencionar que el alcohol contiene muchas calorías, y el rico sabor es gracias al azúcar que viene incluido en las bebidas.

Medio litro de cerveza cuenta con 180 calorías, un cincuenta por ciento más de contenido energético que una pequeña copa de vino. Claramente subiremos de peso al poco tiempo.

Sin embargo, las personas que se controlan la ingesta del vino o la cerveza pueden mantener la línea sin problemas.

Diferentes informes actuales afirman que los bebedores de vino y cerveza no aumentaban de peso considerablemente en un plazo corto de tiempo.

Los responsables de los estudios, contaban que los informes no duraban más de diez semanas.

Los beneficios de la cerveza

Alexas_Fotos / Pixabay

El mito que decía “los hombres que tomen mucha cerveza o vino le saldrán pechos” es una total falacia.

Por lo tanto ambas bebidas tienen leves diferencias, aunque el vino estaría un paso adelantado. (Gran noticia! , por suerte me encantan los vinos de Cañamero (Cáceres)comprar cerveza artesana ya que son mis favoritas!)

¿Cuál trae la resaca más fuerte?

Aunque los expertos están haciendo diversas investigaciones, todavía no han conseguido ganar la batalla a la resaca.

Ni siquiera se sabe aún qué la causa. Probablemente a falta de líquido sea un factor primordial (el alcohol nos hace ir al baño muy seguido y perdemos líquido de forma frecuente), pero también es causada por los subproductos que contiene la fermentación.

Se las conoce con el nombre de congéneres, estas moléculas orgánicas son las culpables de dar un delicioso sabor y aromas distintos, pero también pueden ser malos para el organismo, lo que se traduce en las famosas cefaleas y ganas de vomitar por una larga noche de bebidas.

Aunque se cree que el whisky puede producir dolores de cabeza más severos que el vodka, diferentes tipos de cerveza y vino parecen tener un efecto similar. Por lo tanto, no hay justificación alguna para echar culpas a tu bebida favorita.

La cerveza y la salud

StockSnap / Pixabay

Con normalidad nos enteramos que una copa de vino diaria puede ser beneficiosa para el rejuvenecimiento de nuestro cuerpo, disminuir las probabilidades de problemas coronarios, la presión alta en las arterias y la diabetes.

Se cree que estas propiedades positivas derivan de los “polifenoles” (hay una buena cantidad en el vino tinto) que aminora la inflamación y limpieza de químicos perjudiciales para el organismo.

La cerveza no se encuentra en los informes que cuentan los beneficios para la salud de bebidas como el vino, pero es importante destacar que también incluye polifenoles, y pareciera ser que ofrece algunos beneficios, de similares características al vino blanco que los del tinto.

Obviamente esto no da el derecho para beber hasta caer al piso, pero si se bebe con prudencia, con una copa diaria bastará para no tener problemas graves de salud.

En resumen: el vino tinto parecería esta ganando la batalla, pero beber cerveza puede ser mejor que no tomar nada.

Conclusión:

El pensamiento final relacionado a la salud: Podemos indicar que el vino tiene una pequeña ventaja sobre la cerveza.

Sin embargo, quienes prefieren la cerveza pueden presumir que su bebida tiene un historial más distinguido.