Paso A Paso Para Practicar Yoga En Casa

A continuación vamos a conocer las normas generales para practicar yoga en el hogar, los artículos necesarios, el instante y el sitio ideal y la organización de la sesión de la actividad en casa.

Uno de los beneficios del Yoga es que los ejercicios son simples de realizar y que se pueden hacer perfectamente en casa o en el lugar que deseen. En este post vamos a conocer más detalles sobre lo positivo del Yoga.

1. Escoger el instante adecuado

Para comenzar a trabajar Yoga en el hogar hay que seleccionar un instante de tranquilidad, es una buena idea realizarlo por la mañana o a media tarde. Tratar de no practicar Yoga después de comer para que la actividad física no impida la buena digestión.

Tener en mente que hay diferentes posturas que se ejecutan inclinados hacia abajo y trabajarlas con el estómago lleno puede ser una mala idea.

Olvidarse de practicar Yoga antes de ir a la cama ya que hay actividades energéticas que pueden traer problemas al intentar conciliar el sueño.

Pensar en hacer Yoga por la mañana en el horario de 11hs y la 13hs o por la tarde entre las 17hs y las 20 hs.

2. El tiempo de sesión en el hogar

Las lecciones tiene una duración de una hora por lo general pero si la practica se hace en solitario quizás sea más complicado dedicar el tiempo necesario. Si el tiempo vuela, es aconsejable hacer una sesión de 15 minutos.

Planificar la sesión en un lapso de tranquilidad entre 15 y 40 minutos es lo recomendable. Los expertos en la practica del Yoga pueden sumar más tiempo luego para meditar y trabajar en sesiones extensas.

3. Preferir un buen lugar

Encontrar un sitio en el hogar que sea tranquilo, lejos de las interrupciones, es necesario un lugar adecuado para colocar la colchoneta y poder estar cómodo/a en el piso.

Para la practica de la respiración y elongación previa puede resultar más sencillo apoyar la espalda si resulta complicado mantenerla recta, por ejemplo con una pared detrás. Optar por un espacio con buena temperatura dejando de lado los lugares más fríos.

4. Elementos necesarios para la practica del yoga

Para comenzar ejercicios de Yoga no es necesario gran cantidad de elementos, lo más relevante sin dudas es una colchoneta o una superficie apropiada para tumbarte sin hacerte daño.

4.1 Colchoneta

Hay colchonetas simples de goma espuma que tienen un valor económico y ocupan poco espacio, además en las tiendas especializadas se pueden encontrar diferentes productos ligeros y compactos para trabajar los ejercicios sin problemas en casa.

4.2 Una cinta

Otro artículo necesario pero no indispensable es una cinta, que se usa para los ejercicios de estiramiento, un tip muy fácil es utilizar una cuerda de persiana que ya no se usa, en lo posible que esté cosida por los extremos para que quede en forma circular.

Además de usan cintas elásticas o una cuerda, también sirve perfectamente un trapo o una toalla larga doblada.

4.3 Una toalla

Si tienen pensado participar de una clase de Yoga en un establecimiento especializado no se pueden olvidar de llevar una toalla o una mantita para poner encima de la colchoneta.

En el hogar también es de utilidad tener una toalla al momento de acostarse en el suelo para que sea más cómodo, también se acostumbra usarla para taparse durante el instante de relax y evitar el frío luego de la actividad física.

4.4 Un pequeño almohadón

Además es una buena sugerencia tener cerca un almohadón pequeño para sentase encima durante los ejercicios de respiración, esto permitirá estar más derecho/a al tener el coxis un poco elevado.

El cojín se puede usar a su vez en ejercicios en los que se necesita doblar las piernas para evitar incomodidad si no tienen una gran flexibilidad.

Los ladrillos de goma son artículos perfectos para utilizar en determinados ejercicios, no es algo realmente necesario pero pueden ser útiles en algunas posturas.

5. El ambiente correcto

Para practicar Yoga en casa es primordial un ambiente y entorno positivo, tranquilo y que favorezca la concentración, estos son algunos consejos a tener en cuenta:

Disponer de una luz leve como una lámpara pequeña es la mejor opción. Se recomienda prender un incienso durante la actividad ya que ayuda a mantener la concentración, sobre todo durante la 2° parte de la clase que se necesita menos energía.

Mientras se practica la clase de Yoga, utilizar música de relajación, en un bajo volumen. Hay material disponible en la red para este tipo de ejercicios.

Los sonidos de la naturaleza son los más indicados. También se puede utilizar vídeos que encontramos en YouTube con música relax.

Ahora ya están en conocimiento de todos los elementos necesarios y el ambiente deseado para completar clases de Yoga fácilmente en casa.